IMPORTANCIA DE LAS VACUNAS EN LOS ANIMALES DOMESTICOS

Los protocolos vacunales que se instauran en perros, gatos, hurones, conejos… deben entenderse desde una triple perspectiva: la protección de los propietarios y resto de humanos que conviven con estos animales, el control de los niveles de enfermedad dentro de la población de esa especie, y la salvaguarda de la salud y de la calidad de vida de ese individuo en particular, ayudando a alargar su esperanza de vida.

La vacunación es sumamente importante ya que las mascotas deben ser vacunadas para protegerlas de muchas enfermedades altamente contagiosas y de consecuencias fatales. Los expertos están de acuerdo que el uso a gran escala de vacunas en el último siglo ha prevenido la muerte y la enfermedad en decenas de millones de mascotas y de humanos. Si bien algunas enfermedades que anteriormente eran comunes ahora han llegado a ser menos frecuentes, la vacunación es todavía altamente recomendada porque estos peligrosos agentes causantes de enfermedad continúan presentes en el medio ambiente.

 

El objetivo de la vacunación es la inmunización del animal a determinadas enfermedades. Pero para conseguir una correcta inmunización hay que tener en cuenta muchas cosas, no es solo inyectar la vacuna (lo cual es imprescindible), hay que comprobar previamente un montón de requisitos fundamentales para que la inmunización se pueda producir.

Que el animal esté sano, sin infecciones, parasitaciones ni inflamaciones, con todos los ganglios normales, sin fiebre….., que el animal no esté desnutrido, debe tener un perfecto estado nutricional, que se ponga a la edad adecuada en la que no interfiera con la inmunidad materna, que se ponga las revacunaciones en el momentos adecuado, respetando los intervalos apropiados, que las vacunas se encuentre en buen estado, que sean de una buena marca y con las cepas adecuadas y que no hayan perdido la cadena del frío en ningún momento, siendo fundamental la temperatura de conservación, etc… La correcta inmunización se producirá unos 10 días después de terminar todo el protocolo vacunal contra esa enfermedad. Por eso a los animales no se les recomienda tener contacto con otros animales hasta varios días después de terminar las vacunaciones. 

Estas son las razones por las que es importante que quien vacune a los animales sea una persona experta en estos temas, un veterinario. No es raro que el veterinario recomiende posponer unos días la vacunación, bien por tratamiento de cualquier problema, por parasitación, por no tener la edad adecuada, etc…

 

Efectos secundarios de la vacunación:

 

Los síntomas o efectos posteriores a la vacunación son totalmente normales y no necesitan atención ni medicación de ninguna clase: normalmente puede haber un poquito de fiebre, muy leve, decaimiento leve o moderado y puede que no tenga muchas ganas de comer. Estos, si aparecen no duran más de 24 horas. Muchos, no tienen síntoma alguno, ni efectos posteriores.

A algunos el líquido de la vacuna le ha caído cerca de algún nervio cutáneo y puede tener algo de molestias cuando se le toca o se roza con algo, durante 1-2 días.

A algunos menos, se le puede enquistar el liquido de la vacuna y formársele un pequeño bulto, que tarda en desaparecer alrededor de 3-4 semanas.

En muy, muy pocos casos, el animal puede haberse hecho alérgico a algún componente de la vacuna y manifestar síntomas a los pocos minutos de haberle inyectado (en este caso debes volver a llevarlo al veterinario para que le ponga una inyección de corticoide, y los síntomas de la alergia desaparecerán en 2-3 horas).

Pero como ya he dicho, lo habitual es que ni se enteren, o como mucho estén un poco apáticos durante unas horas. 

Vacunas del hurón, Moquillo y rabia

El hurón es especialmente sensible al moquillo. Se debe vacunar y revacunar periodicamente. La rabia solo es obligatoria si sale de casa.

Vacunas del loro: Herpesvirus, Paramyxovirus, Poliomavirus, Poxvirus y Salmonella

Se vacunan a las pocas semanas de edad. La vacunacion depende de si tienen contacto con otras aves y de la comercialización de la vacuna.