Prolapso de la glandula nictitante (del tercer parpado)

La glandula nictitante produce del 25-40 % de la parte acuosa de la lagrima. Y se encuentra debajo del tercer parpado.

 

Cuando se prolapsa se nota un bulto liso ovoide en la parte baja de la comisura interna del ojo. Esto provoca irritacion, epífora (lagrimeo) y legañas y con el tiempo se puede provocar problemas mucho mas graves en la cornea por el roce y por la posible queratoconjuntivitis seca que se produciría.

 

En la clinica Los Galgos solucionamos este problema recolocando la glandula en su sitio (no la extirpamos), mediante la tecnica de bolsillo o de sobre. Es una tecnica quirurgica relativamente sencilla aunque se trabaja en un espacio muy reducido. El postoperatorio no es complicado, solo habrá que ponerles unas gotas en el ojo varias veces al dia y el animal debe tener un collar isabelino para protegerle de posibles rascados del ojo.

 

 

Distiquiasis, triquiasis, pestañas ectópicas

Todos estos problemas se deben a los pelos o pestañas, los cuales causan problemas de conjuntivitis crónicas, queratitis, lagrimeo constante, molestias oculares que pueden llegar a provocar problemas importantes en la córnea.

 

La mayoría de estas patologías se resuelven definitivamente mediante la cirugia.

Entropión y Ectropion

Uno de los problemas mas frecuentes que encontramos en los parpados es que estos tienen el borde metido hacia dentro (entropión)  o  al contrario hacia fuera (ectropión), causando en ambos casos una conjuntivitis crónica (mas grave en el entropión).

 

En el entropión el contacto continuo del borde del parpado con la cornea y de las pestañas que se introducen dentro del ojo, producen la irritación del ojo y con el tiempo puede provocarse una ulcera e incluso una cicatriz corneal. Este es un problema generalmente genético, pero también por heridas, quemaduras…. En la clínica veterinaria Los Galgos se soluciona con una pequeña cirugía parpebral que obliga a que el borde del parpado no se introduzca dentro del ojo.

 

En el ectropión  se produce una eversión del parpado hacia fuera, dejando al descubierto la conjuntiva parpebral. El parpado pierde parte de su función de lubrificación del globo ocular y además está mas expuesto a infecciones. Suele ser un problema genético, especialmente en determinadas razas (San Bernardo, Gran Danés, Chow Chow, buldog ingles…. ) pero también puede ser por traumatismos, heridas, etc… En la clínica veterinaria Los Galgos lo resolvemos con una pequeña cirugía que obliga al parpado a volver a su sitio resolviendo su eversión.