Conejos enanos

Hoy es una de las mascotas más apreciadas, pues hace solo unos treinta y cinco años que los criadores holandeses los hicieron populares.

 

Cuando llevamos al conejo enano a casa debemos tener una serie de condiciones mínimas para su cuidado:

 

Habitáculo

 

  • Si vamos a tenerle dentro de casa, necesitaremos una jaula que tiene que debe cerrada incluso por arriba y de las siguientes dimensiones, debe tener una superficie mínima de 75 x 38 cm. y una altura de 40 cm., ya que el animal debe poder ponerse en pie sobre sus patas traseras cómodamente.
  • En la base de la jaula deberemos poner, turba, virutas de madera o serrín, ya que estos materiales absorben muy bien la orina, no es recomendable colocar paja ya que no es capaz de absorber la humedad ni los olores.
  • Habrá de colocarle en la jaula un bebedero de agua, siempre con agua limpia y un comedero de un material que no pueda roer ni romper el conejo. En las tiendas especializadas podrá encontrar recipientes de cerámica vidriada, es mejor no colocar platillos, porque los puede tirar.

 

Alimentación

 

  • El heno es muy bueno para estos animales, pero tendrá que colocarlo en una estantería para que el conejo pueda arrancarlo y esté siempre limpio.
  • La alimentación de los conejos enanos se basa fundamentalmente en:
  • Avena entera o triturada, granos secos de maíz, "pellets", pan integral seco, (nunca le de a su conejo pan fresco, podría producirle trastornos digestivos e incluso la muerte).
  • Alimentos frescos que pueden darle al conejo son zanahorias, pasto, diente de león y el trébol, que les encanta, no es muy recomendable darles lechuga (mejor escarola y en poca cantidad). Si recoge hierba para dársela a su mascota, debe dársela inmediatamente mientras esté fresca, si la hierba no está fresca y ya parece apelmazada, puede producirles daño al estómago.
  • Puede darle algún trocito de manzana, pero pequeño, ya que si colocamos una manzana entera y se ablanda, puede hacerles daño.
  • No le dejes mordisquear cualquier clase de hojas verdes ya que podrían ser perjudiciales para su organismo.

Otros cuidados

Higiene:

 

  • La limpieza de la jaula debe hacerse dos o tres veces en semana, cambiando completamente sólo el rincón del aseo, donde orina, el resto del lecho puede volver a utilizarse si está seco.
  • Las jaulas deberían ser desinfectadas dos veces al año como mínimo utilizando un desinfectante doméstico para evitar parásitos. Hay que tener cuidado y eliminar muy bien los restos de jabón o desinfectante.
  • Los conejos defecan unas pequeñas bolitas que sueltan por todas partes. Un buen método de adiestramiento, es cuando el pequeño llega a casa, al dejarlo suelto, si vemos que está inquieto o empieza a escarbar fuertemente o se vaya a un rincón, entonces debemos cogerle y llevarle a su rincón de aseo en la jaula.
  • Algunos conejos aprenden fácilmente y a otros les cuesta más aprender, y otros no aprenden nunca, pero debemos intentarlo.
  • Es importante que no sitúe al animal en lugares donde haya corrientes de aire, pues suele afectarles mucho.

 

Cuidados

 

  • No es necesario bañarles (aunque si se puede hacer muy de vez en cuando), ya que ellos mismos están siempre limpiándose la piel. En las épocas de muda y especialmente a los de pelo largo, puede ayudarles con un cepillo a quitarles los pelos que se caen.
  • Estos animales aguantan temperaturas muy bajas, hasta -20º C, pero no se sienten bien a temperaturas de más de 22ºC.
  • Por ello evita tenerlos al sol más de 10 minutos, excepto en pleno invierno.
  • En los días de más calor, no pongas a tu conejo directamente al sol ni en un lugar caluroso, porque podría sufrir lesiones cerebrales o un ataque al corazón, si el conejo se estira y jadea para ventilar sus pulmones, llévalo enseguida a un lugar fresco y refresque sus patas con agua, si no mejora muy pronto tráelo a la clínica veterinaria enseguida.
  • Si se hace heridas con puntas o bordes de alambre, límpiele la herida y aplique una pomada antiséptica o cicatrizante. Si la herida es más profunda, llévalo al veterinario.

 

Características y recordemos los cuidados

 

  • Los conejos son mamíferos que pertenecen al orden Lagomorfos y que viven entre 6 y 7 años aproxidamamente. Las razas más comunes miden, a excepción de las formas gigantes, de 25 a 30 cm, y su peso oscila entre 1,5 a 3 kg. Sus largas orejas son una de las características más distintivas.
  • La especie salvaje es originaria de Europa y Africa del Norte, y posteriormente fue introducida en los otros continentes.
  • El conejo doméstico se cría en granjas comerciales para emplear su carne o su piel. En ellas, la limpieza de las conejeras es fundamental. Así como también lo es la ventilación. Por eso recuerda limpiar bien y mantener la zona ventilada, pero sin corrientes. El hacinamiento es a menudo causa de enfermedad y muerte.
  • Como mascota, hemos de procurarles una "vivienda" cómoda y fácil de limpiar. Y alimentarlo con alguno de los productos comerciales de calidad cuyas fórmulas están debidamente balanceadas.
  • A partir de los cuatro meses de vida (las razas más grandes un poco más tarde), los conejos son aptos para reproducirse. La coneja es una ovuladora inducida y la gestación dura veintiocho días.
  • Antes del parto, la hembra prepara un nido cálido, donde da a luz de tres a seis gazapos por término medio. La lactancia se prolonga casi un mes y el destete puede coincidir con el siguiente parto.
  • Cuando no se los observa, los conejos ingieren parte de sus heces, fenómeno conocido como "coprofagia". Con ello, estos animales adquieren vitamina B y proteínas sintetizadas por la microflora intestinal (bacterias normales del intestino).
  • Esta conducta no implica deficiencia alguna, siendo perfectamente normal en esta especie.