Obstrucción intestinal o gastrica por ingestión de cuerpo extraño

Es relativamente frecuente que nuestro conejo, perro, gato o hurón coma cosas que no debe, desde juguetes o tapones hasta grandes cantidades de pelo, plasticos, hilos, pipas de aguacate o carozos de piña. Estos cuerpos extraños pueden provocar una obstrucción completa o incompleta del aparato digestivo, llegando en muchas ocaciones a tener que llegar a la cirugía para solucionar este problema, que puede poner en grave riesgo la vida del animal.

 

Dependiendo de donde se encuentre este cuerpo extraño, se le tendrá que hacer una gastronomía o una enterotomía para sacarlo ( en ocaciones varias enterotomias para poder sacar todo el cuerpo extraño), y si ya ha ocasionado graves problemas por ejemplo que se necrose una parte del intestino, habrá que extirpar ese trozo de intestino y volver a conectar las partes de intestino sanas (una enterectomia).

 

Estas son cirugias relativamente frecuentes que realizamos en la clínica Los Galgos, donde hemos encontrado chapas, tapones de corcho, madejas de hilo incluso con agujas, trozos de juguetes y hasta juguetes enteros, piedras, bolsas de plástico, arena (por kilos, casi no deja arena en la playa), huesos, madejas de pelos, etc…

 

En ocaciones no son fáciles de diagnosticar, especialmente cuando son hilos, plasticos o pelos los que ocasionan la obstrucción. Pero una vez realizada la cirugía en poco tiempo se recuperan muy bien.